<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=912491132134226&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cómo congelar movimiento con el flash

Congelar el movimiento es fácil si se sabe cómo y con Profoto es incluso aún más sencillo. En este artículo os explicaré, paso a paso, las dos maneras que tenemos de congelar el movimiento cuando usamos un flash Profoto.

Congelar el movimiento con luz de flash en interior, sin luz ambiente.

Empezaremos por la manera más sencilla de congelar sujetos en movimiento, usando el destello del flash.

Para ello necesitaremos un estudio o localización en la que la luz ambiente no afecte a nuestra toma ya sea por que la podamos controlar (apagándola) o porque es lo suficientemente tenue como para que podamos controlarla con los valores de apertura e ISO de nuestra cámara. Esto lo podemos comprobar fácilmente, exponiendo, por ejemplo, a ISO 100, 1/125 y F11 o F8. Debemos obtener, antes de encender nuestros flashes, una toma completamente oscura y si no lo conseguimos, tenemos dos opciones, eliminar la luz ambiente por completo, o modificar los parámetros de la toma hasta que nos quede una imagen oscura  (bajando el ISO o cerrando el diafragma).que a su vez es la manera más eficaz para congelar.  

 

congelar movimiento con flash Profoto

 

De esta manera lo que estamos haciendo es que desaparezca la más mínima estela o trepidación de nuestra toma que podría provocar la luz ambiente, y así conseguiremos captar solo la luz del destello del flash congelando el movimiento y obteniendo una imagen muy nítida sin depender de la velocidad de obturación de la cámara.

Para realizarlo, te recomiendo utilizar el modo Freeze que puedes encontrar en algunos flashes Profoto. Aunque en modo normal ya podríamos congelar en la mayoría de situaciones, con el modo Freeze obtendremos exposiciones de hasta 1/64.000s (con el Profoto D2 de 500w) que es lo que dura el flash, es decir, que podremos congelar muchísimo más de lo que dura la obturación de la cámara.

 

congelar movimiento con flash Profoto

ISO 100 1/125s F/8 - Profoto D2 + B10 plus

Al haber eliminado la luz ambiente, tenemos que pensar que el obturador estará abierto más tiempo de lo que dura el flash, pero como sólo captamos esa luz del flash, nuestro tiempo de exposición viene determinado por la duración del propio destello, es decir, un tiempo de exposición muy muy corto, que nos dará una imagen congelada.

 

congelar movimiento con flash ProfotoISO 100 1/160S F/8  - Profoto D2 + B10 Plus

Como veis, mediante el uso del flash a bajas potencias vamos a poder congelar mucho más que con el obturador de nuestras cámaras.

Los flashes Profoto que tienen el modo freeze son: B10, B10 Plus, B1, B1X, B2, D2 y Pro-10.

Congelar el movimiento con luz ambiente en exteriores

Si queremos crear un retrato en exteriores y queremos congelar, pero vamos a utilizar el flash para darle un toque especial a nuestra toma, lo primero será controlar la luz ambiente, olvidándonos del flash por un momento, consiguiendo la exposición correcta del fondo mediante el uso de la velocidad, la apertura y el valor ISO que necesitemos. Una vez conseguida la exposición deseada para el fondo, nos centraremos en iluminar al sujeto (modelo) , que tenemos en primer término, con el flash.

 

congelar movimiento con flash Profoto congelar movimiento con flash Profoto

ISO 640 1/4000 f5 sin flash y con flash Profoto B10 plus

Si lo que queremos es congelar el movimiento con luz ambiente, debemos hacerlo con el obturador de la cámara (parámetro velocidad, tanto si usamos flash como si no).  Los otros valores, apertura e ISO, quedarán condicionados por la velocidad que decidamos emplear para congelar, la profundidad de campo que queramos obtener y la cantidad de luz ambiente que nos encontremos a la hora de la toma. Pero nuestra prioridad en este caso, en el que lo que más nos interesa es congelar, será disparar a alta velocidad 1/500, 1/1000, etc.

Al necesitar velocidades tan altas, superaremos la velocidad de sincronización con el flash de nuestra cámara, que es la velocidad a partir de la cual las cámaras no nos permiten disparar con flash o si lo permite, sufriremos unas bandas negras en la imagen producidas por el paso del obturador, al bloquear el paso de la luz del flash. Por ello, el ajuste adecuado para congelar el movimiento con alta velocidad de obturación sería tener nuestro flash Profoto en modo HSS.

La velocidad de sincronización suele estar, según el modelo de cámara, entorno al 1/180 - 1/250, pero como digo, variará de un modelo de cámara a otro.

Con el HSS podremos realizar disparos con la cámara en velocidades superiores al de la velocidad de sincronización de nuestras cámaras y así poder controlar la exposición del fondo, congelar el movimiento y a la vez enfatizar o darle un toque creativo a nuestras fotografías con un aporte extra de luz con nuestros flashes Profoto. TODO ESO A LA VEZ!

 

congelar movimiento con flash Profoto

 

Si queréis probarlo os propongo un ejercicio práctico, ya que es la mejor forma de entenderlo:

Fotografiar un sujeto en exteriores a contraluz, sobre un fondo iluminado con luz natural, que nos exija unas velocidades de obturación altas, a partir de 1/250 y hasta 1/8000 de manera que estaremos obligados a disparar con flash en HSS para que el sujeto no nos quede subexpuesto.

Con este ejercicio habremos conseguido 2 cosas, por un lado, oscurecer el fondo y evitar que nos salga sobreexpuesto y por otro lado estaremos congelando al sujeto, pero no con el flash, sino con la velocidad de obturación de la cámara.

Hay que tener en cuenta que cuanto más alta sea la velocidad, más exigencia le tendremos que pedir al flash en modo HSS y posiblemente nos tocará aproximarlo al sujeto o emplear accesorios que nos concentren la luz sobre el sujeto obteniendo así una mayor cantidad de luz, como el Zoom Reflector o el Magnum Reflector de Profoto.

¡Descárgate gratuitamente el Ebook de los secretos de la iluminación de 5 maestros de la fotografía!

Descárgate gratis el ebook

¡Suscríbete al blog!