<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=912491132134226&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Conceptos básicos de iluminación, cómo influye la luz en nuestras imágenes

09/04/19 / en Profoto / por Mario Bernabéu
Pues ya estamos de nuevo aquí, ante el folio en blanco, en esta ocasión me he planteado escribir sobre conceptos básicos de iluminación, una especie de introducción para la gente que esté empezando y sienta el gusanillo de dominar la luz. 
Es un tema muy manido y del que podemos encontrar cientos de entradas si buscamos en google, así que voy a explicarlo según yo lo veo.

Por qué iluminamos

La primera respuesta, la obvia, sería que sin luz no tendríamos fotografía, así cuando hacemos una foto con luz natural, de alguna manera tratamos de iluminar al sujeto, en este caso con la luz del sol. 

Al fotografiar con luz natural podemos llegar a pensar que no estamos iluminando desde el punto de vista de influir sobre esa la luz que ya nos viene dada, pero no es así.  Sí que influimos sobre la luz, lo hacemos, por ejemplo, al posicionar al modelo u objeto fotografiado con respecto a las fuentes de luz naturales de una manera u otra, no movemos la fuente de luz, pero si nos movemos nosotros y al modelo posicionándonos en un lugar u otro dentro de nuestra zona de trabajo y en un momento u otro del tiempo, decidiendo la altura del sol o la cantidad de luz que nos va a dar en ese momento. De ese modo estamos decantándonos por una luz directa del sol (luz dura)  o por la luz del sol en un día nublado (luz suave) o la luz del sol en una zona de sombra, un contra luz, la luz rebotada en una pared de cierto color, la luz rebotada en un reflector de mano, etc. Podemos utilizar la luz natural para generar una atmósfera concreta en nuestra fotografía, y lo podemos hacer todo de manera intencionada si nos paramos a pensar en ello. 

Qué ocurre cuando introduzco la luz del flash

Ocurre que nuestra capacidad de tomar decisiones creativas para controlar la atmósfera o el resultado que buscamos se multiplica.

De entrada puedo combinar la luz del sol, que estaba utilizando hasta ese momento como única fuente de luz, con mi flash y de esa manera darle el toque que yo quiera a mi foto. Puedo usar la luz del sol como luz principal, pero con el flash ya puedo dominar las sombras, puedo hacerlas más suaves. Con Profoto además, podemos hacer esto de una forma natural e incluso que la luz de mi flash pase desapercibida en nuestra toma,  gracias a la calidad que se percibe en la luz de Profoto y en base al control que tenemos de la potencia y a la enorme cantidad de accesorios de la que disponemos.


Ya es habitual que “fotógrafos de luz natural” empiecen a incorporar la luz de flash a sus esquemas, ya que con Profoto, estos siguen manteniendo ese look natural que buscan, pero con unas posibilidades creativas infinitas.
 
profoto-a1-michael-anthony-bts-21

 

Qué ocurre cuando sólo uso la luz del flash

El siguiente paso sería el uso únicamente de luz de flash, en un lugar donde podamos prescindir de una luz ambiente. De este modo tenemos el control total de la luz que vamos a emplear en la toma. Podremos ubicar la luz principal donde queramos, hacer que esta sea suave, mediante el uso de accesorios grandes, cuanto más grande sea nuestro accesorio más suave será la luz y cuanto más lo acerquemos más grande será en relación a lo que estemos fotografiando. Con los flashes Profoto, a diferencia de otros flashes, podemos conseguir acercar mucho nuestros flashes aunque usemos aperturas muy abiertas en nuestra cámara para conseguir una luz suave a la vez que fondos desenfocados y según con que lente casi cremosos, esto es así gracias a la gran cantidad de pasos que nos permiten tener potencias muy altas o potencias muy, muy bajas

Por el lado contrario podríamos conseguir una luz tan dura que nos simule la luz del  sol, con el uso de accesorios pequeños o accesorios que nos permitan alejar tanto nuestro flash que su tamaño relativo al objeto fotografiado sea pequeño, dándonos así una luz muy dura que nos den sombras definidas, esto lo podríamos conseguir con un magnum reflector por ejemplo. 

¿Que os parece? ¿Empezamos a iluminar?

 

¡Suscríbete al blog!