<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=912491132134226&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Roberto Garver juega con los Generadores Profoto y Marcelo

07/11/16 / en Innovafoto,Profoto / por Carlos

 

El fotógrafo Roberto Garver tenía una sesión con Marcelo Vieira, futbolista del Real Madrid y de la selección brasileña y no desaprovechó la ocasión para probar algunas ideas técnicas y conceptuales con los generadores Profoto. Veamos qué nos cuenta sobre su experiencia.

 

 

 

Por Roberto Garver

La sesión con Marcelo fue algo improvisado. La agenda de un jugador de ese nivel es muy apretada, así que hubo que montar la sesión con menos de un día de antelación. Se trataba de una sesión para sus Redes Sociales y aprovechando su disponibilidad y generosidad, le propusimos hacer unas fotos más técnicas para descubrir hasta dónde llegan los equipos de Profoto… Marcelo, una vez más, sacó su carácter alegre y, además de prestarse al experimento, llenó de buen humor el plató… ¡Gracias Marcelo!

Como usuario de la marca desde hace más de once años (poseyendo casi 100.000 € en material) doy las gracias a Daylight Studios por poner a mi disposición toda su experiencia (más de 25 años) y buen hacer, sin ellos no hubiese sido posible la sesión ya que en un único espacio, llegamos a montar once sets diferentes…

Las cuatro fotos sobre las que voy a hablar no son espectaculares, son fotos hechas por un fotógrafo para dar información a otros fotógrafos, son las fotos que me gustaría ver cuando me planteo comprar o alquilar equipo. Ya sé que para hacer demostraciones de velocidad de destello se recurre a fotos muy llamativas, pero con “truco”. Todo movimiento tiene un momento de “pausa” que es el que se suele aprovechar para el disparo, yo no he hecho esa pequeña trampa, he disparado cuando el movimiento era máximo, de ahí la falta de espectacularidad, pero sí de información valiosa para el fotógrafo experto.

Por ese motivo los equipos usados son de primera línea (Pro 8A, Pro B4, ProTwin, Zoomspot). Poseo y uso B1, B2 y D1 también, en otros artículos hablaré de ellos y de su sorprendente capacidad para congelar movimiento, pero en esta ocasión voy a centrarme en la serie Pro.

Salto 1

 

Salto-1-1125x1500

 Salto-1-d-1030x1030

 

La luz principal así como las dos cabezas que iluminan el fondo están alimentadas por tres B4 (uno para cada cabeza del fondo con ProHead + Zoom y otro para el Giant 240 con ProTwin). Para el círculo que ilumina el logo se usó el Zoomspot con un 8A.

Una iluminación sencilla… el salto, en trayectoria ascendente, no en el punto álgido, está perfectamente congelado…

Es la foto menos problemática técnicamente, pero aun así, no apta para cualquier equipo. Los tres B4 estaban ajustados a 1/25.000 de segundo y disparé con una cámara capaz de hacer doce fotos por segundo, a esa cadencia y analizando las series con el cuenta gotas de Photoshop, no descubrí variación alguna en la exposición ni en la estabilidad de color.

Salto 2

Salto-2

Salto-d

 

Aquí, un único punto de luz, Zoomspot, alimentado con un B4. Se puede apreciar, al igual que en la foto anterior, que el jugador está en trayectoria ascendente y, además, agitando las manos… Nunca había usado el Zoomspot y me encantó su luz.

La complicación de esta foto es que estoy más cerca y él se mueve más… todo perfecto.

Pelos

Pelos-3

© Roberto Garver

Pelos-d

 

Esta sí que es complicada, además de por la cercanía, por el pelo (pelazo) moviéndose a toda velocidad, un deportista de élite rotando la cabeza lo hace muy, muy rápido. Poco más puedo decir, en la foto se aprecia cada rizo con nitidez y hasta cada poro de piel, ¿se puede pedir más?

Octa 150 cenital con ProTwin + 8A y Giant 240 con B4.

Agua

Agua

© Roberto Garver

Agua-d

 

Tenía dos opciones, hacer lo típico, lanzarle cubos de agua y hacer algo gráficamente espectacular (una gran tentación ya que no me iba a ver en otra con un jugador de este nivel) o hacer algo muy técnico que pusiera a prueba el equipo… en un principio, me tiraba la pasión y el tener una súper foto para mi web, pero un levantamiento de ceja de Marcelo al insinuarle que le mojaría el pelo me hizo centrarme en el objetivo, probar equipo, no alimentar mi ego…

Me han comentado, “¿por qué no están enfocadas las gotas?”. Precisamente ahí está la tremenda complejidad de esta foto, el foco está en el jugador, yo estoy muy cerca y las gotas están desenfocadas porque la intención de él, supongo que por venganza al haberle querido empapar, era mojarme. Resumiendo, las gotas pasan cerca de la óptica y perpendiculares al eje… la velocidad angular se dispara en esas condiciones y, aunque desenfocadas, se aprecia claramente que el desenfoque son círculos perfectos gracias a ese mágico 1/25.000 del B4 que así se pone a prueba de verdad.

El experimento era poner al límite el 1/25.000 del B4 y descubrir si sólo era una cifra para impresionar o algo que puede usarse en una sesión real.

Impresiones

Gratamente sorprendido por el resultado y con la espinita de no haber podido bañar a Marcelo (en la próxima no se libra, que el equipo ya está probado), agradecer a todos los implicados su esfuerzo y disposición.

Aclaro que que mi vinculación con la marca no es otra que ser usuario y cliente. Obviamente, nos conocemos todos de años y surgió este proyecto técnico y como me va la marcha, me encantó. Digo esto porque soy neutral, es la marca que elegí yendo a la tienda y pagando… y pagando sigo (hace una semana, una ProHead más, cosa de la que en estás líneas se están enterando).

Agradecer a Daylight su profesionalidad y recursos, a Délamon Circus su creatividad, a Innovafoto que siempre suman y su implicación. Con semejante compañía, nada podía salir al y así fue, ¡todo salió perfecto!

Siempre estoy buscando novedades que me faciliten la vida. Soy fotógrafo, como la mayoría de los que, espero, leáis esto. Como no me paga la marca, no voy a decir que la competencia es peor o mejor, lo que sí digo es que el equipo responde, no necesito más. Tampoco me pierdo en una guerra de cifras y claves, quiero algo que pueda enchufar, encender y disparar sin que me distraiga nada que no sea lo que tengo delante de la cámara. Profoto me da estabilidad y seguridad, no me limita en nada.

¡Suscríbete al blog!